Nos motiva más el miedo a perder algo hoy, que la promesa de una ganancia futura

El ejemplo de hoy es un estudio hecho por investigadores de la Universidad de California y presentado por Robert Cialdini en sus textos sobre Estrategias de Influencia.

Para realizar el estudio, un representante de la compañía de energía recorría casa por casa para asesorar gratuitamente sobre el estado de aislación térmica de sus hogares.

El asesor evaluaba como la casa se encontraba aislada y aconsejaba a los propietarios sobre las reformas a implementar para mejorar la aislación y por lo tanto, reducir el consumo de energía.

Al finalizar el recorrido, para motivar al dueño de casa, el asesor le decía:

“Si Ud. aisla su hogar, va a ahorrar xx pesos por semana.”

Sin embargo, cambiando levemente la frase se logró que un porcentaje mucho mayor de dueños de casa aceptara realizar las modificaciones.

¿Cómo era la frase que mejoró la conversión?

¿Por qué esa frase resultó más efectiva?

¿Qué podemos aprender de este caso?

Escuchá la columna y dejanos tus comentarios.

Para descargar el mp3 de la columna, botón derecho sobre este link y “Guardar enlace como…”

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Audio, Columna, Comunicación, Marketing de servicios, Precios, Radio Continental, Satisfacción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s